domingo, 5 de octubre de 2008

La regata del siglo


Estos últimos días he estado en Bilbao, colaborando con el equipo Pakea-Bizkaia de Unai Basurko, al que conocimos durante la preparación de la Bilbar este verano.

Dentro de dos semanas volveré a unirme al equipo ya en Les Sables d'Olonne, donde prepararemos los últimos detalles para que Unai salga en óptimas condiciones a dar la vuelta al mundo en solitario. Son muchos los detalles que cada día se añaden a la lista de tareas, pero las cosas importantes ya están listas, y barco y patrón estan listos para afrontarse a este gran reto.

La verdad es que la edición de este año de la Vendée es increible, no sólo porque ya son 29 los participantes, sino por su nivel... Desjoyeaux, Peyron, Riou, Golding... y he llegado a contar como unos 10 que podrian ganar la regata, con barcos de última generación y no van a levantar el pie del acelerador. Parece ser que después de esta Vendée Globe, la clase Imoca va a limitar de algun modo la potencia de los barcos, así que esta será la última ocasión de ver estos cohetes, y sobretodo de ver como gestionan la potencia del barco ya que seguramente los que busquen la victoria estarán muy cerca de las roturas.

Sólo de pensar lo que les espera, me pregunto lo que les debe pasar por la cabeza a poco más de un mes para la salida. Para algunos no es más que otra vuelta al mundo, para otros es conseguir hacer realidad un sueño... y sólo estar en la salida ya es un logro para muchos, tener la oportunidad de intentarlo es fruto de un largo y duro trabajo... Desde luego, estar en un equipo será un lujo para mi.